jueves, 5 de febrero de 2009

Trasladan a 44 reos a las Islas Marías: SSPE



Tijuana.-Un total de 44 reos del penal El Hongo, fueron trasladados a las Islas Marías ayer por la mañana, informó Daniel de la Rosa Anaya, Secretario de Seguridad Pública del Estado (SSPE).

El titular de la SSPE indicó que estas 44 personas fueron trasladadas vía aérea, partieron a temprana hora del aeropuerto local de esta ciudad y compurgarán su condena en el Penal Federal de las Islas Marías.

Daniel de la Rosa Anaya, explicó que esta acción forma parte del programa de despresurización de los penales de Baja California, que tiene como finalidad combatir la sobrepoblación en los centros penitenciarios.

Relató que el traslado inició a las 4:00 de la mañana en el penal de “El Hongo” para realizar el traslado de las 44 personas.

Agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y custodios del Sistema Penitenciario fueron los responsables de resguardar la seguridad de los internos en el trayecto al aeropuerto internacional de Tijuana, a donde llegaron alrededor de las 7:40 de la mañana.

De la Rosa Anaya dijo que para que los 44 internos fueran elegidos para ser trasladados al penal de las Islas Marías, y terminar allá de compurgar el tiempo de prisión, debieron haber cumplido con una serie de requisitos.

Sin que fuera relevante si se es hombre o mujer, ni el estado civil, y tampoco si se cometió un delito común o federal, los internos tuvieron comprobar que no pertenecen a grupos delictivos organizados, que son primodelincuentes y no multireincidentes, ni habituales.

Los reos que fueron llevados a las Islas Marías son clasificados como de peligrosidad baja o media, además de que han mostrado una adecuada conducta en reclusión y son de nivel socioeconómico medio o bajo, algunos de ellos incluso originarios de comunidades rurales.

Quienes fueron aceptados para terminar su condena en las Islas Marías tienen entre 20 y 50 años, tienen una sentencia firme y no han sido procesados por delitos sexuales, imprudenciales, secuestro, corrupción de menores, evasión de presos o delitos ambientales.

Los internos además probaron que tienen buena salud física y mental, además de no ser adictos a drogas, ni tener enfermedades contagiosas como el VIH, tuberculosis o hepatitis.

Daniel de la Rosa Anaya precisó que la Secretaría a su cargo está decidida en dar pasos firmes para enfrentar los retos que plantea el Sistema Penitenciario, entre ellos la sobrepoblación de las cárceles.

Agregó que la despresurización de los Centros de Readaptación Social es una de las tareas en las que hay mucho que hacer este año, por lo que también pronto se avanzará en la ampliación de instalaciones y en la construcción de nuevos penales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada