miércoles, 9 de noviembre de 2016

Nuevo proyecto Salesiano en Tijuana. Campamento-Refugio San Juan Bosco


Con el flujo de miles de afrodescendientes en los últimos seis meses, se impusieron nuevos retos para los albergues que ofrecen ayuda a la población de deportados y migrantes en tránsito por Baja California. En muy corto tiempo, los centros de ayuda tuvieron que reestructurase ante las condiciones de un nuevo y complejo fenómeno. En casi todos ellos se duplicó la capacidad de atención y en algunos otros se amplió la ayuda a mujeres y niños, cuando normalmente solo se recibía a varones. De igual forma, se extendió el número de días para pernoctar y se habilitaron nuevos espacios para dormir.

En Tijuana, se habilitará el primer refugio solo para haitianos por el Proyecto Salesiano en la ciudad. Este ajuste se produjo después de que El Desayunador se viera saturado y rebasado en sus funciones originales. Las condiciones del lugar y los objetivos del Desayunador comenta el P. Rafael Ruiz, hacían imposible contar con un espacio digno para los hombres, mujeres y niños que necesitaban albergue. En su lugar, se acordó habilitar el Campamento-Refugio San Juan Bosco, en el Oratorio del mismo nombre ubicado en la colonia Mariano Matamoros, al oriente de la ciudad.

Será mañana jueves 10 de noviembre, cuando inicien las actividades del Campamento-Refugio San Juan Bosco con la bendición de las instalaciones y el recibimiento de migrantes haitianos. Este es uno de los seis Oratorios Salesianos en Tijuana más grandes.

El objetivo del Campamento será “Ofrecer […] un espacio y condiciones dignas para refugio temporal a migrantes haitianos [mujeres, niños y familias] en espera de ser atendidos por la autoridad migratoria de Estados Unidos. Las metas que se han trazado los salesianos en este sentido son dos: “1. Asegurar progresivamente el espacio que permita una supervivencia digna y 2. Construir [… un] clima social saludable, y un clima de familia”.

La capacidad será para 150 personas que tendrán un programa de atención integral que podrá extenderse hasta tres meses. Se ha planificado impartir clases y talleres de arte, también se consideran cursos básicos de inglés, actividades lúdicas y recreativas. Asimismo llegará un representante salesiano, de origen haitiano, para facilitar la integración cultural. El P. Rafael Ruiz, representante de la comunidad educativa pastoral y director del Oratorio, así como Julio Neufeld, coordinador de las actividades educativas del campamento, expresaron sus expectativas en el proyecto, señalando la importancia de una estancia digna para los migrantes.


Nota: Esta información se recabó en el marco del Proyecto Archivo Oral de Migración de El Colef, un proyecto que recoge testimonios de los migrantes, representantes de instituciones y voluntarios que asisten a las comunidades migrantes en Tijuana.

Mtra. Rosa Ma. Garbey, Maestra en Estudios de Población. Asistente de investigación del proyecto "Flujos migratorios en las fronteras norte y sur de México y en tránsito hacia Estados Unidos: dinámicas de movilidad y políticas de contención" coordinado por María Eugenia Anguiano Téllez, FCB.

Mtro. Alejandro Antonio Corvera Sánchez, egresado de la Maestría en Comunicación Social de la Universidad de Guadalajara y estudiante del Doctorado en Estudios Culturales del Colegio de la Frontera Norte.

Dra. Araceli Almaraz, coordinadora del Proyecto Archivo Oral de Migración de El Colef, Directora General de Docencia.

Fotografías: Alfonso Caraveo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario