domingo, 27 de mayo de 2018

TIJUANA GASTARÍA MENOS SI REUTILIZA AGUAS TRATADAS PARA RIEGO DE ÁREAS VERDES: CIGA





El 95% del agua “morada” se tira al mar en vez de aprovecharse
Discutieron problemáticas del agua en Primer Foro Tijuana Sustentable del ITT


Tijuana, B. C., a 27 de mayo de 2018.- El 95 por ciento del agua tratada se tira al mar en vez de reutilizarla, lo que representa un desperdicio del recurso natural y de dinero, porque el Ayuntamiento paga 120 pesos por cada metro cúbico del agua que usa para riego, pudiendo pagar solo 4.50 pesos por metro cúbico de agua tratada.

Así lo remarcó el ingeniero bioquímico José Carmelo Zavala Álvarez, director del Centro de Innovación y Gestión Ambiental (CIGA), afirmando que Tijuana pagaría mucho menos si usa aguas tratadas para el riego de áreas verdes, solo debe coordinarse con la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana.

Zavala Álvarez, quien es también vicepresidente de Gestión Ambiental de la Cámara Nacional de Comercio de Tijuana, expresó lo anterior al participar en el Primer Foro Tijuana Sustentable “Los retos para garantizar el bienestar de los tijuanenses”, realizado el jueves pasado en el Instituto Tecnológico de Tijuana (ITT).

El agua fue uno de los temas más importantes del foro, puesto que un porcentaje del agua tratada, también conocida como agua “morada”, termina tirándose al mar sin haber tenido un aprovechamiento, tema sobre el cual Zavala Álvarez advirtió que no sólo existe desperdicio de las aguas tratadas, sino también de dinero.

El director del CIGA afirmó que uno de los grandes retos no sólo de Tijuana, sino de todo Baja California, es que el sistema de distribución de agua morada para reúso está trunco, dado que el 95 por ciento de las aguas residuales se tiran al mar y no se reúsan.

Explicó que hoy el municipio paga a la CESPT 120 pesos por cada metro cúbico del agua que utiliza para el riego de áreas verdes, pero sería mejor usar agua morada, además de que debería establecerse el riego nocturno y calibrar bien los aspersores para que el agua no caiga en el concreto como suele ocurrir.

El foro se dividió en los temas “Tijuana en la agenda global de sostenibilidad al 2030” y “Los retos para la sustentabilidad social, económica y ambiental de Tijuana”, contando con la participación de representantes de organizaciones civiles, instituciones académicas, iniciativa privada y del gobierno municipal.

Litzy Yolanda Roman Osuna, estudiante de Ingeniería Biomédica, recordó a los asistentes del foro los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 planteados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), objetivos que están entrelazados, como es el caso de los objetivos “Fin de la Pobreza” y “Salud y Bienestar”.

La maestra Adriana Álvarez Andrade, académica de la Escuela de Ciencias de la Ingeniería y la Tecnología de la UABC, recordó que el descuido de la salud también es un factor que puede conducir a la pobreza y calificó como urgente que Tijuana adopte como su agenda los Objetivos del Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU.

La ingeniera química Patricia Lineth Cervantes, coordinadora de Voluntariado Ambiental de la asociación Proyecto Fronterizo de Educación Ambiental, opinó que un objetivo al que no se brinda la prioridad debida en México y en el mundo es el 14, que habla de la vida marina, pues falta más participación de todos los sectores.

Delia Castellanos Armendáriz, oceanóloga del Instituto Metropolitano de Planeación de Tijuana (Implan), invitó a los ciudadanos a estar informados y a visitar la página de internet de la ONU, a fin de que conozcan la agenda 2030 y los instrumentos de medición que permiten saber cuál es la situación actual y el avance logrado.

En el foro también se discutió el tema de la vaquita marina, pues existe una esperanza de rescatarla con el acuerdo binacional de México con Estados Unidos llamado “Flujo Pulso”, para revivir el ecosistema del delta del Río Colorado, por lo que este año se esperan resultados de este proyecto iniciado en 2012.

El evento se realizó por la mañana y fue organizado por profesores y estudiantes del ITT, siendo moderado por el profesor Terrance Vincent O’Halloran, biólogo por la Universidad de Guadalajara, quien cuenta con Maestría en Sostenibilidad por la Universidad de Castilla-La Mancha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario