lunes, 19 de diciembre de 2016

Emplaza Mendívil a que Gastélum no afecte la economía de los tijuanenses



TIJUANA.- “En los primeros 18 días de gestión de la actual administración municipal vemos que la prioridad del Alcalde Juan Manuel Gastélum es la de pagar sus compromisos adquiridos con distintos grupos, antes que responder las exigencias de la gente, vemos que se preocupa más por subir impuestos que por cumplir sus compromisos de campaña como fueron la austeridad o la reingeniería administrativa”, advirtió René Mendívil Acosta.

El ex candidato a la alcaldía de Tijuana exigió al actual gobierno municipal que antes de velar por los intereses de grupos y de plantear mecanismos para incrementar los impuestos, cumpla con los compromisos asumidos ante la población, los cuales también fueron inscritos ante el INE, donde anunció que aplicaría una reingeniería administrativa y ahorro en el gasto, antes que afectar la economía de los tijuanenses.

“Nadie niega que las condiciones económicas del ayuntamiento no son las idóneas desde que el gobierno del panista Jorge Ramos endeudó a la ciudad por más de 20 años; pero se pueden tomar otras medidas antes que irse al camino fácil que es exprimir a la población”, reprochó.

Por otra parte, Mendívil Acosta criticó que el gobierno de la ciudad se preocupe antes por cumplir caprichos particulares como son los operativos contra empresas como Uber, que enfocarse en solucionar problemas que están impactando directamente a los tijuanenses como es el de la seguridad pública.

“Es algo de sentido común; como el encargado de dirigir una ciudad tan importante como es Tijuana, debes tener prioridades, pero si no las sabe puede preguntarle a cualquier ciudadano de a pie, ¿qué es más importante? Utilizar elementos de la policía municipal para detener unidades de Uber o mandarlas a las colonias a cuidar a nuestras familias. Es cosa de sentido común, o mejor dicho, de que piense primero en la gente y luego en sus compromisos particulares” señaló.

Finalmente, René Mendívil Acosta también hizo un llamado a los actuales diputados de la XXII Legislatura para que no avalen ningún incremento de impuestos, derechos o servicios para el gobierno del estado o los cinco municipios.

“La situación económica está difícil para los bajacalifornianos y hay que recordar que quien les elige es el pueblo, no se puede permitir que algo tan elemental como el agua que es un derecho humano; la administración estatal quiera convertirlo en una obligación de pago, antes de tutelar el derecho de suministro que tenemos todos los seres humanos”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario